Llega el frío y, con él, la necesidad de contar con algunos accesorios si queremos viajar en coche con más tranquilidad, pues nunca sabemos lo que nos puede pasar incluso en los trayectos más cortos. Así que saca del maletero la sombrilla y haz hueco para los imprescindibles de invierno.

Nunca olvides llevar:

  • Una linterna. En realidad es siempre recomendable llevarla, pero en invierno más todavía debido a las pocas hora de luz con las que contamos. En caso de no ser recargable mediante toma USB, debemos de comprobar que las pilas funcionen.
  • Pinzas de batería. Con el frío, la batería es uno de los elementos de nuestro coche que más se va a resentir, por lo que no está de más llevar unas pinzas o un arrancador portátil.
  • Cadenas de nieve. Lo ideal sería cambiar los neumáticos por unos de invierno, pero si no solemos circular por sitios donde nieva habitualente, llevar un juego de cadenas a mano será suficiente. Colocarlas no es tan fácil, así que mejor si pruebas antes por si luego no te aclaras. Una opción más sencilla de instalar son las de tela, pero debes tener en cuenta que con ellas no se puede circular si no hay nieve o las destrozarás.
  • Una rasqueta o spray antihielo. Esto se hace esencial para retirar el hielo y la nieve de los cristales, ya que poner aire o agua caliente podría agrietar el parabrisas por contraste térmico.
  • Un cargador de móvil. Con el fin de tener disponible nuestro teléfono para poder llamar o estar localizados en todo momento, llevar un cargador que podamos conectar al coche se hace indispensable.
  • Una manta. Nos será muy útil si, por una emergencia, tenemos que pasar la noche dentro del vehículo o asistir a algún accidentado para evitar hipotermia. Además, si tuviéramos cualquier tipo de avería de motor, nos quedaríamos sin calefacción. Las mantas térmicas con la mejor opción, por una cuestión de efectividad y espacio.
  • Unos guantes. Igual que la manta, cualquier prenda de abrigo nos vendrá bien. Agradeceremos tener un par de guantes, además, si tenemos que cambiar una rueda, poner las cadenas para nieve o los triángulos de avería.
  • Bebida y comida. Por si tenemos que pasar más horas de las previstas en el coche en caso de corte de carreteras por nieve o cualquier otro incidente, hay que ser previsores y contar con bebida para no deshidratarnos y comida o barritas energéticas.
  • Medicamentos y kit de primeros auxilios. Un botiquín compacto debería ser un elemento fijo en nuestro coche en cualquier época del año, habiendo comprobado previamente que todos los componentes estén en buen estado e incluyendo los medicamentos específicos que utilicen los integrantes de nuestro vehículo, sobre todo si se trata de personas mayores o que padezcan alguna enfermedad.

Si vas a viajar y te falta algo, muchas de estas cosas puedes pedirlas en Motorjerica.

Además de todo esto, haz que prime siempre el sentido común: consulta el estado de las carreteras y la previsión meteorológica antes de emprender un viaje, llena el depósito y no olvides llevar todos los elementos obligatorios como documentación, chaleco y triángulos reflectantes.

Ahora sí, ¡a disfrutar de tus salidas invernales!